CNA adquiere el brazo robotizado RESHAND

GDES-T4S ha desarrollado a medida una nueva versión de su brazo robotizado RESHAND para el rescate de objetos extraños tanto en piscinas del reactor, como fuera de ellas.

El modelo de RESHAND que GDES-T4S ha entregado a la Central Nuclear de Almaraz es una nueva versión capaz de operar tanto dentro como fuera del agua, para manipulación de residuos radiactivos, movimiento de materiales en zonas de difícil acceso o con riesgo de radiación y contaminación, como puede ser el ATRS.

El brazo robotizado RESHAND fue inicialmente concebido para el rescate de objetos extraños en las piscinas de las centrales nucleares. Se conecta a cualquier modelo de pértiga y se controla, por un único operador, a través de un guante bluetooth sensorizado.

Dotado de tres grados de libertad, dos cámaras, un completo set de utensilios y baterías para su autonomía energética; permite el rescate o el reposicionamiento de objetos con precisión, eficacia y seguridad. Entre sus principales ventajas destaca su alta flexibilidad de uso y consecuente reducción de dosis colectiva en operación, gracias a que RESHAND está diseñado para ser manipulado a distancia por un solo operador.

En octubre de 2017 GDES-T4S suministró la primera unidad de este desarrollo tecnológico para la Central Nuclear de Cofrentes.

El nuevo modelo de RESHAND, desarrollado bajo los parámetros estipulados por la Central Nuclear de Almaraz, ha sido suministrado de cara a poder ser utilizado, en caso de necesidad, durante las actividades en la actual recarga de combustible de CNA.

Una vez más, la tecnología desarrollada por GDES-T4S aporta innovación a los servicios de Operación y Mantenimiento de la industria Energética; ofreciendo a sus clientes soluciones tecnológicas adaptadas a sus necesidades y con un importante valor añadido.